Libro: “La guerra del arte”

Libro: “La guerra del arte”

Autor: Steven Pressfield

 

Este libro nos habla acerca de la “Resistencia”, que es la razón por la cual tienes una suscripción al gimnasio, pero, aunque ya lo pagaste, dejaste de ir, la resistencia es la causa por la cual no seguimos esa dieta que nos ayudará a vernos mejor durante el verano, la resistencia es la razón por la cual nunca te convertiste en doctor, madre, padre o abogado, el escritor no escribe, el pintor no pinta, el empresario que nunca empieza nada.

 Muchas personas están en este momento caminando por la calle de los sueños rotos porque nunca pudieron hacerle frente a la resistencia, pero cuando nos preguntamos ¿cómo podemos combatir la resistencia?, ¿cómo y cuando la identifico para poderla destruir? Debemos comenzar aclarando una cosa, la resistencia es más rápida que una bala, es más poderosa que un tren y más difícil de resistir que la heroína para un adicto. Si estás buscando un enemigo sólo basta que te pongas frente al espejo y te veas reflejado en él.

Mucha gente ha vencido a la resistencia y un ejemplo de esto es una persona que fue diagnosticada de cáncer y el doctor le pronosticó sólo algunos meses de vida, al enterarse de esta triste noticia esta persona sólo podía pensar en algo que siempre había querido hacer, pero que nunca hizo por mil pretextos y excusas que se había puesto.Entoces decidió irse a viajar por todo el mundo y para ello decidió renunciar a su trabajo y como ansiaba viajar por todo el mundo y como se sentía tan bien y tan feliz misteriosamente el cáncer se fue minimizando.

 Debemos preguntarnos ¿Acaso debemos estar frente a frente con la muerte para darnos cuenta que la resistencia nos está acabando? Debemos recordar que la resistencia no tiene color, olor, ni se puede escuchar y el único propósito absoluto de la resistencia es alejarnos y prevenirnos de hacer nuestro trabajo, por ejemplo: una persona que se está preparando para correr media maratón y aquí lo difícil no es correr, sino los pensamientos que le pasan por la mente todas la mañanas cuando se levanta y contra los que tiene que luchar; tiene que convencerse de que tiene que salir a correr pero su mente comienza a decirle cosas como que es muy temprano, que es domingo, que se siente cansado, que ayer ya hizo ejercicio por lo que hoy ya no tiene que hacerlo, que afuera hace frio y se puede enfermar, que hace mucho calor y que no va a poder con el sol, etc.

 A todos nos pasa lo mismo en diferentes contextos, todo el mundo padece este mal y es nuestro trabajo personal hacerle frente y vencerlo. Es importante recordar que vencer la resistencia es como pagar el alquiler de tu casa, pero que en vez de pagarlo cada mes lo pagas a diario. No importa cuantas veces te convenzas la resistencia vuelve nuevamente en cada oportunidad y sólo tiene un motivo para existir y ese motivo es hacer que no consigamos nuestras metas.

 El autor nos poneel ejemplo de Henry Fonda, que es un actor con muchísimos años de experiencia en Hollywood y que a sus 65 años de edad antes de cada presentación vomitaba de los nervios que le causaba. Así que no importa cuantas veces venzas la resistencia, porque al día siguiente va estar allí otra vez para hacerte vomitar y evitar que hagas tu trabajo.

 Los síntomas de la resistencia son muchísimos, pero uno de los principales es la postergación. Esto sucede con frecuencia cuando decimos “mañana comienzo” y siempre esto viene acompañado de gratificaciones instantáneas como: ir de compras, ver la televisión, comer comida basura, excesos de alimentos con azúcar, etc.

 

 Recordemos que para vencer la resistencia debemos de ser disciplinados y para conseguirlo podemos seguir estos pasos:

  • Debes de presentarte a diario.
  • Debes presentarte sin importar lo que pase, porque cuando estás creando, escribiendo, pintando, o tienes que seguir una dieta, nadie te está cuidando, ni diciéndote lo que tienes que hacer, debes de tener un compromiso contigo mismo y cumplir con tus metas y tus obligaciones.
  • Debemos quedarnos todo el día en el trabajo.
  • Estamos comprometido de por vida.
  • Aceptamos una remuneración por nuestro trabajo, porque no estamos aquí para divertirnos trabajamos por dinero.
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir utilizar realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies ok